Psiquiatría

Desde ARC Psicòlegs entendemos que para dar una atención psicológica completa, es necesaria la perspectiva de la psiquiatría. Para nosotros es importante garantizar a las personas a las que atendemos que también, y cuando es necesario, contamos con el consejo y apoyo que sólo un buen médico psiquiatra puede dar.

Para nosotros, el trabajo conjunto y en equipo es mucho más efectivo para la terapia. Este trabajo entre la psicología y la psiquiatría implica poder hablar de tú a tú, tanto de conocimientos médicos y farmacéuticos como de muchas más cosas sobre la psicoterapia.

La idea típica y tópica,  también la más popular, es que la única diferencia entre psicología y psiquiatría es, básicamente, que el psiquiatra medica y trata enfermedades mentales graves, mientras que el psicólogo no puede medicar. El Dr. Francisco Fernández Carrillo está en completo desacuerdo con esta idea, y por este motivo forma parte del equipo de ARC Psicólegs. Sabemos que somos afortunados por tenerle entre nosotros.

Y aquí tienes  su propia visión de las diferencias entre psiquiatra y psicólogo:

“Psiquiatra y psicólogo son dos profesionales diferentes y complementarios en el ámbito de la Salud Mental, que es como decir la mitad de los trastornos o alteraciones que sufren las personas. Siempre hay una vertiente psicológica en toda enfermedad, por muy orgánica que sea. Lo saben muy bien las personas que han sufrido un cáncer, por ejemplo.Psiquiatria ARC Psicolegs
Y en cualquier alteración psicológica se pueden llegar a producir alteraciones psico-orgánicas: las somatizaciones, los trastornos de ansiedad, las depresiones… sin olvidarnos de los problemas de drogas y salud mental.

Psiquiatra y psicólogo a veces se presentan como figuras contrapuestas, pero en ARC vemos como muy habitual la colaboración entre ellos.
Los psiquiatras, a veces, reducen su campo de mira a lo orgánico. Pero la psiquiatría abarca un espectro mucho más amplio. Es obvio que el psiquiatra es médico, pero aporta algo más.
No es lo mismo el cerebro que la mente. Es la combinación mente-cuerpo.

No es cierto que paciente grave sea sinónimo de psiquiatra y paciente menos grave del psicólogo. En general es deseable el abordaje en trabajo de equipo. Un psicólogo, por ejemplo, puede aportar mucho en el tratamiento de un paciente grave, y un psiquiatra puede ayudar con un tratamiento farmacológico a mejorar la situación de la persona afectada.

Una de las mejores tareas que puede realizar un buen psiquiatra es medicar lo imprescindible a una persona para que pueda obtener mejor beneficio de su tratamiento psicológico.

Para mí, como psiquiatra, es un placer trabajar de manera coordinada con los psicólogos y otros profesionales de la salud mental.
Dr. Fco. Fernández Carrillo“